martes, 29 de enero de 2013

EL SENTIDO DE LA MEDITACIÓN

A PARTIR DEL JUEVES 7 DE FEBRERO ABRIMOS UN GRUPO DE MEDITACIÓN TODOS LOS JUEVES DE 18.30 A 20.00 HORAS Y HASTA FINALES DE JUNIO.

EL PRECIO DE LA MENSUALIDAD ES DE 45€

APRENDEREMOS TÉCNICAS Y PAUTAS CONCRETAS, A CONOCER EL SENTIDO, EFECTOS Y APLICACIÓN DE LA MEDITACIÓN EN LA VIDA DIARIA.
ADEMÁS REALIZAREMOS PEQUEÑAS INVESTIGACIONES QUE NOS AYUDEN A MEJORAR LA RELACIÓN CON NOSOTR@S MISM@S Y CON CUANTO NOS RODEA PARA VIVIR MÁS PLENAMENTE

Foto: A PARTIR DEL JUEVES 7 DE FEBRERO ABRIMOS UN GRUPO DE MEDITACIÓN TODOS LOS JUEVES DE 18.30 A 20.00 HORAS Y HASTA FINALES DE JUNIO.
 
EL PRECIO DE LA MENSUALIDAD ES DE 45€

APRENDEREMOS TÉCNICAS Y PAUTAS CONCRETAS, A CONOCER EL SENTIDO, EFECTOS Y APLICACIÓN DE LA MEDITACIÓN EN LA VIDA DIARIA.  
ADEMÁS REALIZAREMOS PEQUEÑAS INVESTIGACIONES QUE NOS AYUDEN A MEJORAR LA RELACIÓN CON NOSOTR@S MISM@S Y CON CUANTO NOS RODEA PARA VIVIR MÁS PLENAMENTE

EL SENTIDO DE LA MEDITACIÓN

Hemos creado un mundo egocentrista, artificial, desnaturalizado, alejado de la raíz que sustenta y da sentido a la vida: el alma, el espíritu, el corazón, el ser. Nada es lo que parece. Tomamos alimentos insípidos abarrotados de contaminantes para aumentar las producciones, ser los primeros en obtener los frutos, los más llamativos, llenar nuestras arcas de beneficios. Nos decoramos tratando de esconder del modo que sea, lo que consideramos nuestros defectos, o aquello que sentimos no nos gusta de nosotros, así que acudimos a la cirugía plástica, el trasplante y a todo tipo de productos que camuflen nuestras carencias e imperfecciones, aunque en un momento dado nos vaya la vida en conseguirlo. Y lo peor, o lo mejor, de todo, es habernos convencido que lo artificial, lo desnaturalizado, es estético, e incluso agradable. Solo lo de fuera se ha convertido en importante y necesario en nuestras vidas.
Decimos que hacemos las cosas por nuestros hijos, nuestra familia, amigos, por los demás, pero en realidad solo lo hacemos por nosotros mismos, por nuestro sentido de carencia, que es lo que se esconde tras cualquier ambición; por esa falta de mirar dentro y descubrir lo verdaderamente esencial. Este es un mundo de caos donde todos tenemos prisa y deseamos llegar primero. Un mundo donde no importa si pisamos y lo que pisamos y así nos luce el pelo. Todo el mundo pretendiendo engañar a todo el mundo, siempre con la necesidad “vital” de esconder la verdad. La verdad de nuestros sucesos, de nuestras propias mentiras, de nuestros deseos, angustias, frustraciones, dolores.
No hay tiempo para nuestro corazón, porque en realidad parece nuestro corazón no es lo más importante. No hay tiempo para nuestro ser, porque nuestro ser no es lo más importante, pero si lo de adentro no está en orden, lo de fuera no funciona. Si solo alimentamos el cuerpo, el intelecto y el ego y olvidamos lo esencial, la chispa que nos nutre y mueve el universo, estamos abocados al fracaso y la barbarie como especie. Si no oímos música en nuestro corazón, si no sentimos el canto, el susurro de nuestra alma, si no nos aceptamos, si no nos maravillamos con la naturaleza, con la belleza de una flor, con el canto de un pájaro, con el cielo estrellado, cuando abrazo a un amigo, cuando beso a mi mujer, cuando le digo te quiero. Si no me siento bien al hacer el trabajo que elijo, si no respeto lo que otros piensan, hacen, sienten, si solo me importo yo desde mis propios argumentos, sentimientos, deseos, entonces nada puede funcionar bien, nada podrá, nunca, realmente, satisfacerme, hacerme feliz. Siempre necesitaré más y más y más. Nunca tendré suficiente, nunca sentiré mi vientre saciado, nada colmará un vacío que no se tan siquiera de donde viene; en mi interior siempre estaré hambriento, ansioso, inquieto, inseguro, descontento.
Y para hacer posible una vida distinta, un mundo distinto, necesito parar, decir se acabó y comenzar a priorizar el interior. Dedicar tiempo para meditar y, en ese tiempo, escucharme, descubrir mi propio calor interno, la llama de mi espíritu, la voz de mi ser, sentir cual es la verdadera alegría del corazón, el verdadero sentido de existir.
Cuando sentado en meditación aprendo a respirar, a concentrarme, a estar, fluye todo el potencial humano. El silencio mental me acerca a la paz interna y, en esta paz, siento no hay nada más sublime, más auténtico, más importante, más enriquecedor, más satisfactorio y sobre todo me doy cuenta que lo tengo todo, que por mucho que busque fuera, todo está dentro, y en esos instantes, en esos momentos, siento, experimento que todo en mi se armoniza, se acopla, se estructura, se ordena, sana. Siento que mi futuro, está en mi mano, lo tengo yo, no lo tiene nadie, aunque pueda estar condenado en una prisión de por vida. Porque no hay mayor prisión que la que impongo al alma cuando no dejo que crezca, que florezca, cuando no me maravillo, cuando no sonrió, cuando no miro las cosas con entusiasmo, con inocencia, cuando estoy triste, cuando me enfado, cuando algo hiere mi orgullo. Y cuando mantengo la constancia en mi práctica siento tener la fuerza, la voluntad, necesaria para cambiar mi mundo, para ir más allá de las limitaciones que me impongo y vivir una vida más plena. Y es que el mundo no cambia si no cambio yo y nada, ni nadie, puede darme más de lo que pueda, o sea capaz de darme yo. Para esto sirve la meditación, que nada tiene que ver con tendencias sectarias, o grupos religiosos, o la mal entendida espiritualidad. La meditación es una necesidad del ser humano para su prosperidad como lo es comer y si como tres veces al día, debiera meditar, igualmente, tres veces al día, o cuando menos una, pues sin meditación no hay futuro, no hay felicidad, no hay plenitud. Y es que antes y después de ser cuerpo, soy alma, antes y después de persona, espíritu y mientras esté en este mundo, viviendo esta realidad concreta, puedo alimentar los sueños, pero estos no tendrán suficiente consistencia si no están compuestos del calor e inspiración del alma, de la fuerza del ser, de la alegría del corazón, de color del amor, de la pureza de la luz.
Natxo F. Delgado

Este 2013 llena tu vida de luz.
Descárgate mi libro: LA VIBRACIÓN DEL ESPÍRITU, a la luz del Yoga y la Meditación, en edición e-book por solo 3,99€:
http://bookstore.palibrio.com/Products/Default.aspx?bookId=SKU-000505154
www.ignaciofdelgado.com
http://books.google.es/books?id=qQ2cZPz7-n8C&pg=PA47&lpg=PA47&dq=la+vibracion+del+espiritu&hl=es
o entra en la web del libro para recibirlo en tu casa dedicado:
www.lavibraciondelespiritu.com